La historia detrás de quienes aspiran a alcaldías
Gobernación en Cundinamarca

Nathaly Bermúdez, Comunicación Social y Periodismo

Promete trabajar de la mano del pueblo para llegar a ser un buen alcalde y representar a Sopó de la mejor manera.

Foto: Nathaly Bermúdez

Alejandro Rico, un hombre con la fe intacta en Sopó

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon

“Si en esta ocasión no quedo electo como alcalde, no volveré a aspirar”, menciona el candidato Alejandro Rico. El aspirante a la alcaldía de Sopó 2020-2023 quedó en segundo lugar en la anterior candidatura con el 18.56% del total de votos. “Cuando arrancaron el conteo de las mesas, con las 3 primeras íbamos ganando y de un momento a otro todo se volteó”, dice Rico y agrega que con el apoyo de su familia, el respaldo y voluntad de Dios, superó este momento que también le trajo tristeza. 

 

Demuestra que tiene una fe inquebrantable, pues hace referencia a que confía en que los tiempos de Dios son perfectos y que si no gana esta vez, será por algo. 

  

Donde las ideas nacen  

  

Al entrar en su despacho, en el municipio de Sopó, hay una pila de alcancías con su foto, nombre y lema electoral para regalar a los soposeños. Allí hay dos oficinas, en la primera hay un cuadro con el lema del movimiento que está desarrollando para su candidatura: “yo soy Sopó”. En el lugar se encuentra su asistente, quien muy amablemente me recibe y me dice que espere un momento.  

Al cabo de unos 5 minutos, el candidato, quien viste una camisa de color azul con su nombre y un jean, llega y me saluda cordialmente con un apretón de manos. Es un hombre de baja estatura, de ojos azules y mirada profunda, pero a la vez tranquilizadora.  

Me invita a su oficina para dar inicio a la entrevista. Es un lugar pequeño pero a la vez muy organizado, con libros en su escritorio, una libreta y esferos. En la pared hay un cuadro abstracto que llama mi atención por sus colores cálidos. Me pide que tome asiento. 

  

Un hombre de hogar 

  

Su familia es muy importante para él. Durante su niñez y juventud vivió con sus padres y sus 2 hermanos; se siente muy orgulloso de su padre: “gracias a él somos lo que somos”, dice Alejandro.  

 

Su hermano Jhon, quien ha estado con él desde un principio y se encarga de la parte de comunicaciones en su gobierno, lo define como una persona íntegra, un excelente ser humano y cuenta que desde pequeños han tenido una relación muy unida. "Alejo es muy sensato y afronta las dificultades con gran serenidad, como cuando perdió la candidatura pasada", dice Jhon Jairo, su hermano.  

 

Cuando tiene tiempo libre, le gusta salir con sus padres y sus hijos, quienes son su motor para salir adelante. Por el momento, ninguno de sus hijos tiene aspiración política, dice entre risas, pero si alguno de ellos decide que ese es su camino, él estará ahí para apoyarlo incondicionalmente.  
 

“Soy un hombre trabajador, juicioso, despreocupado, nunca me he creído más que los demás, soy una persona tranquila, sincera, tengo las mejores intenciones de hacer las cosas bien”. Así se describe él y son esas las características que lo diferencian de los otros candidatos. 

  

Experiencia es lo que hay 

  

Cuenta con una amplia formación educativa, pues en el año 2001 se graduó como contador público y a la edad de 18 años empezó a trabajar como auxiliar de tesorería en la alcaldía de Sopó. Ha tenido una gran experiencia en cargos públicos como secretario de Hacienda de Tocancipá, tesorero en la Gobernación de Cundinamarca, asesor en diferentes alcaldías, por mencionar algunos, y dice no tener un puesto que le haya gustado más, pues de cada uno de ellos ha aprendido a conocer a las personas y manejar diferentes circunstancias. “Creo que cada uno de los cargos que he desempeñado me ha enseñado a formarme como profesional y como persona”, afirma con un tono de seguridad.  

  

Uno de los factores que lo llevó a postularse como candidato a la alcaldía fue el apoyo de las personas que lo conocen muy bien y saben cómo actúa, pues lo motivaron para presentar su hoja de vida.  

  

Propuestas electorales 

  

El candidato tiene claro que para llegar a ser buen alcalde de Sopó hay que trabajar fuertemente y de la mano del pueblo. “El hecho de estar en la alcaldía es una excelente oportunidad para servirle a la gente”, dice Rico. 

  

En su nuevo plan de gobierno está hacer la doble calzada Briceño-Sopo, la variante del municipio, la plaza de mercado para generar más trabajo para los soposeños, entre otros aspectos que ha mejorado con respecto al anterior plan de gobierno.  

 

Con relación a la inseguridad por la que está pasando Sopó, el equipo de trabajo del candidato ha planteado aproximadamente unas 6 estrategias: “Usar la tecnología es una de las estrategias que tenemos para mejorar la seguridad en el municipio”. Considera que es importante el uso de cámaras de seguridad, guardas debidamente uniformados, armados y con equipos de comunicación para evitar que quienes quieran hacer un mal lo puedan hacer.  

 

“El municipio de Sopó tiene un potencial turístico inmensamente grande que no lo hemos sabido aprovechar y la idea es potencializar esa oportunidad para hacer de Sopó el mejor lugar para vivir”, aclara el candidato para hacer referencia a punto clave de su plan de gobierno.  

   

Investigaciones en contra 

  

En el año 2017 se inició una investigación contra el candidato Rico, debido a unas irregularidades en la destinación del presupuesto del municipio de Tocancipá cuando se desempeñaba como Secretario de Hacienda. 

 

Rico responde lo siguiente al respecto: “En el 2016 no se alcanzaron a ejecutar todos los presupuestos, en ese año ascendía a los 211 mil millones de pesos, se dejaron de ejecutar 60 mil millones de pesos y para poder hacer esto tocaba adicionarlos en el 2017”.  

 

De lo que se le acusa es que expidió un decreto para adicionar esos recursos de manera irregular. Alejandro aclara que se deben tener en cuenta varios puntos, el que expide el decreto es el señor alcalde y dice que él no tiene nada que ver ahí.  

  

Por otro lado, menciona lo siguiente: “técnicamente, la adición sí estuvo bien hecha porque en la norma orgánica de presupuesto del municipio de Tocancipá dice que ‘cuando la administración obtiene recursos de ingresos corrientes de libre destinación mayores a los presupuestados, tiene que pedirle permiso al Concejo para adicionarlos’, entonces, como no se ejecutaron en el 2016 estos recursos, ya no son ingresos corrientes de libre destinación sino que pasan a ser recursos del balance y cuando esto pasa ya no se debe pedir la autorización al Concejo. Además, teníamos una empresa la cual nos dio una previa certificación de que el tema técnico estaba bien y por ende expedimos el decreto”.  

  

El candidato termina aclarando que siente la plena seguridad de que todo se hizo bien y afirma que los contradictores políticos aprovechan cualquier cosa para dañar la imagen a las demás personas. “Nosotros nos dedicamos a trabajar y hablar de propuestas porque eso es lo que se debe hacer en el tema político y lo que menos le conviene al Municipio es formar escándalos”. 

El acceso, participación y uso del Portal está regido por los términos y condiciones que se incluyen a continuación, los cuales se entienden conocidos y aceptados por los (las) usuarios(as) de la plataforma (en adelante, el "Usuario") al acceder y usar el mismo: Términos y Condiciones

Código SNIES 1711

Personería Jurídica: Resolución 130 del 14 de enero de 1980. Ministerio de Educación Nacional.

Institución de educación superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
Copyright 2020. Universidad de La Sabana. Todos los derechos reservados.
Campus del Puente del Común, Km. 7, Autopista Norte de Bogotá. Chía, Cundinamarca, Colombia.
Contact Center: 057 1 861 5555 / 861 6666. Apartado: 53753, Bogotá.

Correo: usm@unisabana.edu.co