¿Qué hay de cierto en que los videojuegos incitan a la violencia?

Juan Pablo Arenas Gavilán, David Fernández Orjuela, Adriana María Guerrero Ortiz, Sebastián Martínez Díaz, Comunicación Social y Periodismo

Correlación no significa causalidad. Una vastísima mayoría poblacional ha jugado, por lo menos una vez, un videojuego a lo largo de su vida. Desde el concepto más elemental, como CandyCrush, o una aplicación de sudokus para el celular son videojuegos. Sin embargo, es lógico que cuando se relacionan la violencia y los videojuegos no se refieran a los dulces y mascotas inofensivas, sino que se haga una conexión entre los videojuegos First Person Shooter (en español, juegos de tiro en primera persona) y los actos mediáticos que supuestamente causan, como los tiroteos que ocurren en Estados Unidos o, como se supo el pasado mes de enero, también en México. En efecto, la existencia de una correlación no implica en sí una dinámica de causalidad. 

 
En el año en curso, ya ocurrió una tragedia en México. En el mes de enero, un estudiante de 11 años del colegio Miguel de Cervantes disparó contra los presentes en el aula de clase, dejando dos muertos: la maestra y él mismo, pues se suicidó luego de herir a otros seis niños. Este hecho, sin investigación previa, fue adjudicado a la interacción entre el niño y los videojuegos. El gobernador del estado de Coahuila indicó que en su camiseta el niño habría pintado el nombre de un videojuego que, según el gobernador, sería la inspiración para perpetrar el tiroteo. 

Según se ha podido indagar, el estudiante de 11 años tenía fácil acceso a armas de fuego.

Su abuelo, hombre con el que vivía, sabía desde tiempo antes que se iba a realizar el tiroteo, por lo que le facilitó armas y apoyo. Además, sufría de posibles problemas para relacionarse. Es por esto que su difícil condición social le generó la actitud violenta con la que respondió en su colegio. No obstante, las declaraciones del gobernador generaron gran rechazo en las redes sociales, pues adjudicó las causas a factores que no tienen relación directa con el caso. La camiseta que pintó con la frase "Natural selection" no hacía referencia al videojuego con este mismo nombre, sino a la masacre de Columbine, en la que los autores tenían este lema como protesta al bullying que recibieron en su momento. 

En este sentido, haber culpado a los videojuegos de incitar a la violencia no permitió hallar las verdaderas causas de los hechos: problemas sociales, problemas mentales que no se tratan a tiempo, poca ayuda a los jóvenes y el fácil acceso a las armas resultaron ser factores contundentes, pero poco analizados.  

Si se piensa más allá del prejuicio, los videojuegos son una fuente potencial de habilidades, conocimientos y destrezas que solo un medio como este puede brindar. Mejor aún, entra a contar también el hecho de que pueda ser una de las formas más dinámicas, expresivas y didácticas para aprender. Sin embargo, lo que suele ocurrir es que se le adjudican a los juegos de video efectos nocivos que no están comprobados ni tienen correlación real con algunas manifestaciones de violencia alrededor del mundo.  

El acceso, participación y uso del Portal está regido por los términos y condiciones que se incluyen a continuación, los cuales se entienden conocidos y aceptados por los (las) usuarios(as) de la plataforma (en adelante, el "Usuario") al acceder y usar el mismo: Términos y Condiciones

Código SNIES 1711

Personería Jurídica: Resolución 130 del 14 de enero de 1980. Ministerio de Educación Nacional.

Institución de educación superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
Copyright 2020. Universidad de La Sabana. Todos los derechos reservados.
Campus del Puente del Común, Km. 7, Autopista Norte de Bogotá. Chía, Cundinamarca, Colombia.
Contact Center: 057 1 861 5555 / 861 6666. Apartado: 53753, Bogotá.

Correo: usm@unisabana.edu.co

Botón.png