Bogotá Fashion Week: lo mejor del diseño colombiano

Sara Salamanca Uribe

La industria de la moda tiene una voz cada vez más fuerte en el país. El evento sirvió para conocer a los nuevos talentos, así como sus iniciativas, innovadoras y comprometidas con la sostenibilidad.

Lea también:
pulzo.jpg
Bogotá Fashion Week: lo mejor del diseño colombiano
Foto:
Samuel Polanía @samuelpolaniaphoto 

En Bogotá Fashion Week 2022, la moda colombiana fue protagonista en pasarelas, tiendas pop-up y multimarca, negocios wholesale y conversaciones. Después de dos años de pandemia, la emoción de volver a realizar uno de los eventos más importantes de la industria de la moda en el país se materializó con 19.000 asistentes y 52 compradores que se reunieron para apreciar el trabajo de 161 marcas locales.


Los participantes representaron lo más destacado del diseño nacional, y la bandera de la sostenibilidad estuvo presente desde el primer momento con el lanzamiento del Programa Red Moda Circular, proyecto que está trabajando la Cámara de Comercio de Bogotá junto a la alcaldesa de la capital, Claudia López, y Fenalco. Y en complemento, por medio de las conversaciones, como sección complementaria, se distinguió el conocimiento y el factor diferencial de aquellos diseñadores o artistas que ven en la moda un lugar de oportunidades para proponer soluciones que trasciendan en el tiempo como propuestas de moda sostenible.


Sin lugar a duda, la industria de la moda tiene una voz cada vez más fuerte en Colombia y de los nuevos talentos brotan iniciativas prometedoras y contundentes. En esta edición se apreciaron las pasarelas de 17 diseñadores. La apertura del evento, el 18 de mayo, estuvo a cargo del dúo creativo detrás de Leal Daccarett. En medio de la estructura arquitectónica neoclásica y lo óleos del pintor bogotano Ricardo Gómez del Palacio San Francisco, se presentó El Contento. Fue una colección que mezcló en justa medida la sensibilidad del trópico y la urbanidad. Siluetas modernas y colores vibrantes les dieron vida a 30 prendas que fueron fabricadas cuidadosamente con inesperadas texturas, estampados y brillos.


El 19 de mayo, Stevan Valencia, Carolina Estefan, Lina Cantillo y CUBEL presentaron sus colecciones en la pasarela del Centro de Convenciones Ágora Bogotá. Entre la estética latina de Valencia, la colección alegre de Estefan y la colección No Gender de Cantillo, CUBEL contó con el caluroso aplauso del público, que se puso de pie ante la creatividad del diseñador.


PAKAL AW 2022es la colección de CUBEL inspirada en la representación iconográfica de Pakal, gobernante maya de la región de Palenque desde un punto de vista futurista y digital. La colección se divide entre luz y sombra con textiles que se hicieron a partir de materiales reciclados con apariencia brillante, metalizados con tecnología UV y tejidos en patrones únicos de algodón. La estética oversize de prendas que se arrastraban hasta el piso se plasmó en chaquetas, abrigos y pantalones abullonados que combinaban trabajo artesanal y los dotes que la tecnología aporta a la moda. El trabajo de estilismo de Cristian Baena fue impecable porque logró jugar con el pelo y el rostro de forma muy llamativa y acertada que encajaba con la estética y el hilo conductor de la colección.


Y por si no fue suficiente el 20 de mayo desfilaron las colecciones de Ivory Atelier, Camilo Franco, MAZ Manuela Álvarez, Andrés Otálora y AZULU. Con el interés de resaltar las siluetas femeninas y el movimiento la colección Swinging London de Ivory Atelier expuso la belleza de textiles blancos y crudos contrastados con estampados más vivos. La colección está inspirada en Londres de los 60 y el movimiento cultural y juvenil del periodo de la posguerra.


Camilo Franco, tras haber presentado su colección Cosmic Dancer en esta edición del Bogotá Fashion Week inicia una nueva era para su marca. Cosmic Dancer es la colección que tiene nuestro nuevo camino, el que hemos hecho y deshecho, el que nos gusta y queremos seguir evolucionando; el que nos ha dado la oportunidad de experimentar con texturas, formas y que además le hemos puesto todo nuestro corazón”, sostiene el diseñador para El Diccionario de la Moda, de Unisabana Radio. Esta nueva visión creativa sintetiza elementos estéticos propios de la era disco con un aire futurista y audaz en siluetas sensuales y alegres, telas metalizadas y texturas.


Por su parte, MAZ Manuela Álvarez con Flor de Venus presentó prendas atemporales y minimalistas en colores neutros y con el gran detalle de las chaquiras. A su vez, Andrés Otálora invitó a los espectadores a una velada en su Hacienda con un romanticismo por lo paisano y una feminidad efervescente. Siluetas estilizadas con un movimiento sutil, detalles artesanales y colores de la flora colombiana. Cerrando la velada del viernes, AZULU refrescó la pasarela con una colección femenina y elegante que retrata una vibra natural con prendas versátiles en una amplia gama de colores.


Cada día parecía mejor que el anterior, y en la última jornada de esta edición del Bogotá Fashion Week se presentó el Colectivo Ropa de Playa que reunió a Palo Rosa Beachwear, Ette de Oro y Armantia. Esta presentación fue un digno homenaje a la ancestralidad colombiana a través del uso de fibras naturales y técnicas dedicadas que dan vida a vibrantes vestidos de baño. Pero en definitiva lo diferente llama la atención, y la colección Island Gyal de Palo Rosa Beachwear contagió de emoción al público con modelos que caminaban alegres y descomplicadas al ritmo de la música tropical de Minor-P en vivo.


Simple y sofisticada fue la colección Resort Mare de Cala de la Cruz que se componía de piezas frescas y poco saturadas en color componiendo una visión elegante. Faride Ramos se lució con Returning, una colección inspirada en la costa caribe colombiana que usaba una elegante paleta de grises, azules, verdes y rojos. La historia detrás de A Modo Mio trasmite en cada una de sus prendas un sentido social que cataliza mensajes que retan la cultura para terminar con estigmas y prejuicios que impiden a las mujeres ser libres. La colección Immortale habla de la vida después del caos representada en una paleta de colores neutros y siluetas modernas y estilizadas que incitan a nuevos comienzos. Y finalmente, se concluye el evento con una carta de amor a la mujer realizada por Carlos Carrizosa con su colección VALENTINA. Prendas que exaltan la alegría y diversidad de las colombianas y rompen con los estereotipos por medio de detalles y volúmenes que representan cambio constante.


En un evento de tal magnitud la emoción y el talento también se viven tras bambalinas. Allí estilistas, maquilladores, modelos y diseñadores se preparan con constancia y dedicación para llevar lo mejor de la diversidad y el talento colombiano a espectadores nacionales e internacionales que reconocen el sello único de las marcas colombianas que cuentan historias propias y posicionan a la ciudad como capital de negocios

Bogotá Fashion Week: lo mejor del diseño colombiano
Foto:
Samuel Polanía @samuelpolaniaphoto