Forma Emprende, una alternativa para los emprendedores de Cundinamarca

Ana Sofía Rico Gómez, estudiante de Comunicación Social y Periodismo

El programa de la Universidad de la Sabana ofrece talleres y asesorías para una formación empresarial. Los interesados pueden tomarlo de forma virtual o presencial.

Lea también:
pulzo.jpg
Forma Emprende, una alternativa para los emprendedores de Cundinamarca
Foto:
Unsplash

Cerca de 200 personas de municipios de Cundinamarca, como Sopó, Zipaquirá, Chía, Cogua y aledaños se ven beneficiadas actualmente por el programa Forma Emprende, práctica social del programa Administración de Empresas de la Universidad de La Sabana, que empezó su nuevo ciclo a principio de septiembre y culminará en noviembre. En este, los estudiantes brindan talleres sobre proyección, marketing y demás a pequeños emprendedores.


Actualmente el emprender y formar un negocio propio es difícil por todas las barreras que se imponen a la hora de abrirse camino y posicionarse dentro del mercado, es por esto que en la zona Sabana Centro y en más de 25 municipios de Cundinamarca se ha desarrollado Forma Emprende, que permite a estudiantes de octavo semestre de Administración de Empresas de la Universidad de La Sabana brindar asesoría personalizada de formación y proyección de las ideas de negocios a personas que no cuentan con estudios sobre estos temas y viven en situaciones difíciles. “Los beneficiarios son de diferentes programas de desarrollo: familias vulnerables, madre o padre cabeza de familia, adulto mayor y el Centro Renacer, al que acuden personas con alguna discapacidad, por lo cual hace a mi grupo muy diverso”, afirmó Rafaela Torres, estudiante partícipe del programa.


Este programa se originó de una manera presencial netamente, pero a raíz de la pandemia del covid-19 se comenzó la modalidad virtual, lo que permitió que se realizara una alianza con el programa Cipuedo que amplió la cobertura de 9 municipios de Sabana Centro a 21 municipios de Cundinamarca. Asimismo, este semestre se introdujo Cogua.


Hoy por hoy, se brindan talleres tanto virtuales como presenciales en estas zonas. Sin embargo, al introducir la modalidad virtual se desarrollaron nuevas herramientas, como ponentes expertos en diversos sectores del emprendimiento y los negocios que realizan webinars, y temáticas que antes no se brindaban. “Hay nuevos temas que se han incorporado, como el marketing digital, que en sus inicios no era tan necesario y que cada vez nos lo piden más”, aseguró Pablo Moreno, director del programa de Administración de Empresas de la Universidad de La Sabana.


Estos talleres son realizados según temáticas que permiten que el emprendedor aprenda y evalúe su negocio desde un punto de vista más técnico, como el marketing, las finanzas, costos y gastos y las capacidades de endeudamiento, para de esta manera determinar en qué punto va su emprendimiento, cuál es su objetivo y qué debe hacer para lograrlo.


Luisa Contreras, beneficiaria de Forma Emprende, que actualmente está haciendo el curso de fortalecimiento para participación en convocatorias públicas y que anteriormente culminó el curso de finanzas de gastos y costos, dueña del emprendimiento Satva, afirma que “el orden de la propuesta de valor de Satva fue súper especial, porque al hacer los ejercicios del pitch me di cuenta de todas las cosas que tenía dispersas y se unificaron”.


Además, este programa da la oportunidad de que las personas que culminen los cursos sean escogidos por el Centro de Emprendimiento e Innovación Sabana (CEIS), que elige aquellos proyectos con más potencial de crecimiento para que sigan con el acompañamiento y la asesoría de la Universidad. “Pude diagnosticar tanto cómo estoy yo como emprendedora como mi emprendimiento, las carencias que tiene y en dónde tengo que prestar atención. Para esto me ayudó el diagnóstico que hemos hecho en el CEIS”, declaró Luisa.


Para asegurar un efectivo funcionamiento de Forma Emprende, se empieza por la formación de los estudiantes y la preparación de estos en la transmisión de sus conocimientos en un contexto real. Se realiza un entrenamiento de tres semanas en la universidad y una en el territorio, en donde se les fortalecen los aspectos básicos para enseñar a administrar negocios, recordando el proceso administrativo, conocimientos sobre recursos humanos, ventas, producción, área financiera y cómo planear estratégicamente.


“Hay que hacer un buen diagnóstico de los beneficiarios, de las personas. Cuando hay un buen diagnóstico, se da esa posibilidad de conocer en qué consiste su negocio, cuál es su necesidad, su entorno familiar, si conocen el quehacer de su empresa, su producto y si de este producto viven ellos o es un hobby”. De esta manera describe Emilio Torres, profesor tutor de Forma Emprende, la clave para que los estudiantes se desenvuelvan en un entorno real y sepan de qué manera ayudar con sus conocimientos a los emprendedores.


De igual forma, la realización de este programa ayuda a los estudiantes en diversos aspectos de su formación profesional. Pablo Moreno resume esto en cuatro puntos: primero se repasa y aplica lo aprendido teóricamente en su carrera, mejorando su formación. Como segundo aspecto, al tener contacto con historias reales, son más conscientes de la situación del país y de las necesidades de las personas; el tercer aspecto se relaciona con estas necesidades encontradas y es que son generadores de cambio al ver mejoría en los emprendimientos que asesoran, y el cuarto y último aspecto es que logran desarrollar habilidades blandas.


Con esta iniciativa, los estudiantes están llamados a enfrentarse a una realidad en la que deben ser líderes comunicándose y adaptándose a los lugares que necesitan de su orientación. “Es interesante compartir los conocimientos teóricos que tenemos con la práctica de los emprendedores -garantiza Nicolás Castro, estudiante partícipe de Forma Emprende- también nos ayuda a reforzar habilidades como hablar en público”.

Forma Emprende, una alternativa para los emprendedores de Cundinamarca
Foto: