Fruko, el sabor de la salsa

Laura Vanegas, Comunicación Social y Periodismo

Este hombre antioqueño al hablar sobre las aspiraciones y éxitos de sus agrupaciones, abre una puerta hacia la cienciología (sistema de creencias y prácticas religiosas), llegando a convertirse en la base de su crecimiento personal y espiritual.

Lea también:
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon
Foto:
Foto:

Sus amistades lo empezaron a llamar “Fruko” porque fue Lizandro Meza, miembro de la agrupación Los Corraleros de Majagual, quien  observó en una valla de publicidad de neón, de la salsa de tomate Fruco, la figura de una muñeca con un gran  parecido a Julio Ernesto Estrada, la llamaban “Frukita”.


Por eso, cuando llegó el momento de crear su propia orquesta, Estrada decidió ponerle Fruko y sus Tesos. “Tesos viene de la palabra tesón que significa bien parados, valientes, revolucionados, sin temores y sólidos”, asegura Fruko.


Con tan solo 14 años, llegó como técnico de sonido a la productora Discos Fuentes y luego tuvo la oportunidad de tocar su primer instrumento (El timbal) con los Corraleros de Majagual, junto a Alfredo Gutiérrez, Lizandro Meza, Calixto Ochoa, entre otros. “Aprendí todos sus secretos como un niño en una aula de clase, hasta convertirme en un artista pionero con el éxito contundente”, dice Fruko.


Al  estar con “Los Corraleros de Majagual”, tuvo la oportunidad de alternar con artistas como; Bobby Cruz, Richie Ray, Héctor Lavoe y Willie Colón.


En 1970,  logró crear su propia agrupación, Fruko y sus Tesos, lanzando éxitos como  "El Ausente", "El Caminante", "Tania" y uno de los discos más vendidos en todo el mundo, "El Preso". Es una canción que cuenta una plegaria dirigida a las personas que han perdido su libertad, una canción que conduce a pensamientos, a lugares aislados y llenos de depresión, en donde le pedimos al señor que nos libere para tener nuestra insistencia más grata para la supervivencia. Por eso es el éxito de la canción”, menciona Fruko.


Al hablar con Jerónimo Hernández Matta, director y locutor de la emisora El Sol en la ciudad de Cali, cuenta desde su experiencia radial que las canciones más sonadas y más apetecidas por los oyentes son: "El Preso", "El Ausente", "A la Memoria del Muerto",  "El Caminante" y "Tania". “Hay un sinnúmero de éxitos que han permitido que se pueda “echar” mano al repertorio de Fruko y sus Tesos, agrega.


Así mismo, Matta menciona que lo que hace especial a esta agrupación es el sonido. “Tiene su sonido, su propia esencia, Fruko es como Michael Jackson en la música pop, guardando las proporciones, se preocupó por hacer un sonido propio, no copió de nadie”.


Su primer disco lanzado, “Tesura”, no tuvo gran impacto, hasta que llegó el cantante Piper Pimienta, con quien se grabó el primer éxito “A la Memoria del Muerto”. Luego, llegaron grandes artistas como el Joe Arroyo y Wilson Manyoma intérprete de la canción "El Preso", que le dieron un éxito contundente a la agrupación, así mismo  fueron haciendo otras orquestas hermanas como “Latin Brothers” y “La sonora Dinamita” (La reina de la cumbia).


Hace más de 30 años las fiestas desmesuradas con alcohol y mujeres llegaron a su fin. Su salud, kilos de más y su mujer, Rosa Garzón, lo hicieron tomar esta decisión.


“Todos me ofrecen, pero no me apetece tomar, soy feliz”, dice Fruko cada vez que lo invitan a una copa de aguardiente.


Su vida estaba tomando un rumbo equivocado, por su fuerza titánica, como él la describe, pues sus grandes manos, que le han servido para romper cocos toda su vida, llegaron a romper algunos rostros, incluso de amigos del trabajo. Era un “peleón callejero”.


De afros a bisoñés. Fruko siempre se caracterizó por tener abundancia de vello en todo su cuerpo: brazos, pecho, espalda y piernas, menos en su cabeza. Desde muy joven usó ostentosos afros y hoy en día optó por los bisoñés, para así disimular su calvicie. Lo hace por un tema de estética, pues no le gusta verse calvo.


Este hombre antioqueño al hablar sobre las aspiraciones y éxitos de sus agrupaciones, abre una puerta hacia la cienciología (sistema de creencias y prácticas religiosas), llegando a convertirse en la base de su crecimiento personal y espiritual. “Saber cómo saber”, esta es la definición que Fruko da sobre esta y al mismo tiempo se autodenomina junto con su orquesta, terapeutas, ya que aprendieron a controlar la condición emocional de las personas y acogieron diferentes técnicas de la cienciología que se basan en el equilibrio de la mente.


Después de hacer un análisis sobre el género de la salsa, Fruko manifestó que el gusto por ella  se debe a que “los elementos de la percusión de la  salsa están en el “Algebra de Baldor, unos movimientos en los cuadros rítmicos que hacen que haya unos cambios significativos en los tiempos. Entonces son puras matemáticas y hace que el cerebro se ilustre para dar respuestas matemáticas en la música y también en el ejercicio de  la supervivencia, para los cambios que se efectúan en los ritmos de la música y en el día a día”, afirma.


Al preguntarle a Vanessa Morales, profesora de música, acerca de qué hay de particular dentro los sonidos de Fruko y sus Tesos, dice que: “Esta orquesta funciona con ritmos africanos y latinoamericanos. Así mismo fue fuente de inspiración y escuela para muchos músicos populares y para muchas orquestas en Latinoamérica, especialmente en Colombia”.


La musa llega cuando cae la noche, así lo describe Fruko “Empiezan a sonar en mi cabeza acordes y melodías que hoy tengo la facilidad de grabar en mi "grabadorcita" de periodista y enseguida me traslado a mi computador y prendo el equipo con el que hago mis canciones”, por ejemplo ahora está haciendo una canción en homenaje a Bogotá llamada “Ala, cómo estás”.


De estos acordes es de los que nadie se olvida, son inconfundibles, así lo expresa  Matta. “Fruko y sus Tesos es una de las mejores orquestas y agrupaciones  tradicionales de salsa en Colombia, tiene una esencia que hace que se identifique nada más empezando los acordes de las canciones, no es necesario escucharlo dos veces para reconocerlo”, asegura.


Otro componente esencial para Fruko es el amor, fuente de inspiración. Desde muy pequeño fue el “Tarzán” del barrio, pues se subía a los árboles en demostración de júbilo y amor hacia sus vecinas. Tiempo después fue conociendo el amor, teniendo su primer matrimonio a los 20 años, antes de empezar con Fruko y sus Tesos, y luego se casó con la Doctora Rosa Garzón que es ginecóloga y cirujana, con quien actualmente recorre el mundo.


Hoy a sus 66 años es un hombre diferente, no fuma, no toma, ni consume sustancias, es un fiel creyente de la cienciología. Él y su esposa llevan una dieta balanceada “No consumimos carnes rojas, pues el ácido úrico afecta mis tendones y mis manos se estaban poniendo desobedientes” menciona Fruko.


A lo largo de su vida, la única dificultad que ha tenido es haber afrontado la muerte de su madre, Alicia Rincón y su hermano, Luis Alberto, quien falleció de un paro cardiaco, con lo demás no ha tenido complicaciones, ya que nunca perteneció a otra clase social diferente a la de la música,  ha corrido con suerte de haber incitado en más de 70 países para poder llevar un tipo de vida bueno, como él la define.


Un plus que le ha ayudado durante su carrera es que gracias a las relaciones públicas, ha tenido grandes oportunidades, tocando a grandes personajes públicos como La Familia Real en Inglaterra y en muchos sitios lejanos como Australia, Japón y Tailandia.


Por último dice con gran seguridad: “No ha sido difícil, si me tocara repetir todo, lo volvería a lograr”.

El acceso, participación y uso del Portal está regido por los términos y condiciones que se incluyen a continuación, los cuales se entienden conocidos y aceptados por los (las) usuarios(as) de la plataforma (en adelante, el "Usuario") al acceder y usar el mismo: Términos y Condiciones

Código SNIES 1711

Personería Jurídica: Resolución 130 del 14 de enero de 1980. Ministerio de Educación Nacional.

Institución de educación superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
Copyright 2020. Universidad de La Sabana. Todos los derechos reservados.
Campus del Puente del Común, Km. 7, Autopista Norte de Bogotá. Chía, Cundinamarca, Colombia.
Contact Center: 057 1 861 5555 / 861 6666. Apartado: 53753, Bogotá.

Correo: usm@unisabana.edu.co