Juan Sebastián Pulido, un entrenador olvidado

Andrés Eduardo Espinel García, Comunicación Social y Periodismo

La falta de crédito, agradecimiento y mención por parte de varios jugadores y colegas afecta en la cantidad de oportunidades que le pueden ofrecer a un entrenador de fútbol.

Lea también:
Foto:
Juan Sebastián Pulido

La falta de crédito, agradecimiento y mención por parte de varios jugadores y colegas afecta en la cantidad de oportunidades que le pueden ofrecer a un entrenador de fútbol.


Harold Santiago Mosquera (MLS Dallas F.C), Jorge Carrascal (River Plate), Steven Vega (Millonarios F.C), Andrés Román, Omar Vertel, Andrés Llinás (Millonarios F.C) y Carlos Mosquera (Deportivo Pasto F.C) ¿qué tienen en común? no solo son colombianos y jugadores de fútbol. Son personas que fueron influenciadas, formadas y hasta corregidas por una misma persona, un mismo entrenador sin el reconocimiento suficiente en el mundo deportivo: Juan Sebastián Pulido.


A veces tener el conocimiento y la experiencia no son suficientes para obtener un trabajo directamente proporcional. Juan Sebastián, actual Coordinador del Departamento de Scout en CEIF Fortaleza, es  licenciado en Educación Física, director técnico, preparador físico y tiene licencia A (según el reglamento de licencias de entrenadores de la Federación Colombiana de Fútbol) de entrenador de fútbol, otorgada por la Federación Colombiana de Fútbol en alianza con la Universidad de Antioquia. Sin embargo, el nombre de Juan Sebastián Pulido no es conocido en el fútbol profesional.


A sus 44 años, Pulido ha pasado por varios trabajos, varios equipos de fútbol, Santa fe, Millonarios F.C, Selección Bogotá, Nacional, Boca (sede en Bogotá, Colombia), Chelsea & Albion y CEIF Fortaleza. Pero son los siete años que duró en Millonarios F.C, dirigiendo diferentes categorías de divisiones inferiores, los que le dieron a Sebastián gratas, exitosas y reveladoras experiencias.


El 2015 fue el último año de Sebastián como director técnico de la categoría Sub-20 de Millonarios, alternamente dirigía la categoría juvenil de la selección Bogotá —Es muy difícil vivir solo del deporte. Siempre tuve que tener dos trabajos para poder estar bien económicamente (un entrenador de divisiones inferiores gana entre un salario mínimo y tres millones de pesos). Por otro lado, en un equipo profesional el cuerpo técnico puede estar ganando 250 mil dólares mensuales, 120 mil aproximadamente para el director técnico, según datos publicados por Indeed. — comenta Sebastián.


Si le iba tan bien ¿por qué sale de Millonarios? —Así como un futbolista necesita de otro contexto y espacios para crecer, los entrenadores también—. Sebastián afirma que necesitaba mejores oportunidades. —Muchas veces creemos que por ser un equipo profesional los entrenadores tenemos todas las garantías laborales y económicas en ese trabajo tan arduo que es la formación de futbolistas, la verdad no es así y eso también fue una razón para salir de Millonarios—.


Juan David Pulido es el hijo mayor de Sebastián y comparten la misma pasión por el deporte. Cuando su papá tomó la decisión de renunciar a Millonarios F.C lo veía muy calmado, sabía que había hecho un buen proceso desde que entró al club. Juan David menciona la importancia de la familia para Sebastián, la dedicación que le da. La personalidad admirable, respetuosa, sincera y sensata de su padre hace que las personas que lo conocen, a nivel personal, conozcan la relevancia de la familia para Pulido a la hora de dar un paso importante.


Para Sebastián, la decisión estaba basada en la búsqueda de un trabajo mejor remunerado. Sin embargo, Said García ex-jugador de Millonarios, tiene otra percepción. Él dice que la mala directriz del club es la razón por la cual Pulido no ha entrenado un equipo profesional, insinuando una falta de apoy por parte del mismo hacia las divisiones inferiores y el proceso que se lleva en esos equipos. Los únicos que importan son unos cuantos jugadores, vistos por la institución como una forma de hacer dinero.

Said alcanzó a jugar en el mismo equipo con Jorge Carrascal y Harold Mosquera. No puede negar el talento de los dos jugadores, pero al mismo tiempo comenta la indisciplina de las figuras del equipo. —Sebastián tenía muchos problemas con ellos porque sabían que eran las figuras y se lo creían — recuerda Said. — Sebastián y Ricardo Velandia (entrenador físico e integrante del cuerpo técnico de Sebastián) siempre los tuvieron al margen. Para mí ellos dos, y ya cuando suben al equipo profesional con Ricardo Lunari, son los que ayudan a Harold y a Carrascal a convertirse en verdaderos profesionales —.


Los jugadores de fútbol se convierten en figuras públicas sometidas a cientos de entrevistas fuera de un campo de juego — Si ellos resaltan las capacidades que uno como entrenador tuvo con ellos, seguramente el nombre de uno aparecería constantemente (....), con certeza tendríamos un poco más de reconocimiento y muchas más oportunidades laborales— advierte Juan Sebastián.


Jesús Herrera, jugador del club de fútbol Llaneros, dice que sería un honor volver a estar bajo la dirección de Sebastián. En su opinión, la existencia de una primera C en Colombia le hubiera dado la oportunidad a Sebastián de debutar en la dirigencia de un equipo profesional. A su vez habla sobre la diferente experiencia y forma de trabajar que tiene el entrenador, lo cual  lo hace merecedor de una oportunidad como director técnico de un equipo de primera C, B o A.


En la actualidad, Sebastián dirige un equipo sub-20 en las divisiones inferiores de C.E.I.F. Fortaleza, al mismo tiempo entrena jugadores de forma personalizada, asesora equipos de fútbol para crear y diseñar planes estratégicos, diseña y trabaja en la parte deportiva de Varry-USA (empresa que consigue becas deportivas y estudiantiles). Ese es el rebusque en el que se encuentra el ex-entrenador de Millonarios F.C para poder sostener a su familia.

La historia de Pulido es una de las tantas que hay en este medio, entrenadores que sueñan con dirigir en el fútbol profesional, queriendo repetir el caso de triunfo y gloria en otros jugadores. ¿Qué hubiera pasado con esos jugadores si no hubieran tenido ese maestro?

Unisabana Radio al aire