Los hermanos Coen: entre lo verosímil y lo absurdo

Lina Sofía González Arias, Comunicación Audiovisual y Multimedios

El cine de los hermanos Ethan y Joel Coen explora constantemente la absurdidad y la desgracia humana, reflejada en los personajes más comunes y corrientes.

Lea también:
pulzo.jpg
Los hermanos Coen: entre lo verosímil y lo absurdo
Foto:

El cine de los hermanos Ethan y Joel Coen explora constantemente la absurdidad y la desgracia humana, reflejada en los personajes más comunes y corrientes que se ven destinados a ser perseguidos por las más insanas peripecias.


Siendo judíos en la América del Medio Oeste, específicamente en Minnesota, los hermanos nunca sintieron que encajaran por completo, lo cual influenció fuertemente en su forma de pensar. Joel se estableció como cineasta mientras que Ethan se graduó en filosofía con una tesis acerca de los últimos escritos del filósofo Ludwig Wittengstein.   Este entorno logró darle a la pareja la perspectiva para sus filmes en los que construirán escenarios cotidianos con situaciones inesperadas y adversas con una facilidad impresionante, además de verse plagados de un sinsentido encantador, humor negro, personajes secundarios extravagantes y un estilo narrativo único. Todo esto ha hecho que los hermanos Coen se hayan ganado un puesto especial en la categoría de “cine de autor”, gozando de los privilegios de hacer cine con elencos codiciados sin depender de grandes productoras, además de que sus obras alcancen el estatus de “películas de culto” constantemente.


Estos directores usan variedad de herramientas audiovisuales para ilustrar tanto la comedia excéntrica como la violencia gráfica que caracteriza sus filmes. Esto lo hacen mediante la exploración de diferentes contextos espaciales y muchas veces removiendo por completo las normas relacionadas a estos, utilizando diferentes movimientos de cámara que refuerzan la situación en la que se encuentra el protagonista, manejando planos que ilustran diferentes puntos de vista y con su maestría en el arte de contar sin decir.


El uso del color para reforzar estados de ánimo

Los hermanos Coen son expertos en lograr un tono o estado de ánimo particular para cada una de sus películas mediante el uso del color. Entre más cómico sea el tono del filme, más saturados se vuelven los colores. Mientras que las películas que tienen tintes más dramáticos utilizan colores más sobrios y desaturados.



La película Raising Arizona (1987) es una comedia escabellada en la que una pareja conformada por un exconvicto y una agente de policía deciden robar a uno de los quintillizos de una celebridad local con la justificación de que tiene más de lo que puede manejar. A partir de ahí se desatan una serie de hechos que ponen en riesgo la vida de ellos y la del bebé, pero nunca perdiendo ese tono cómico y absurdo que caracteriza el estilo de los Coen.



Lo mismo sucede con la película Barton Fink (1991) cuya historia trata de un joven escritor que ha sido contratado para escribir el guion de una película de Hollywood. Al aceptar, decide instalarse en un hotel, pero se ve invadido por un bloqueo de escritor, lo que le impide cumplir con su trabajo. La película, a pesar de tener tintes de comedia, también los tiene de terror y de cine negro, lo que hace que sea difícil encapsular la obra en un género cinematográfico.


El caso contrario se puede apreciar en la película No Country for Old Men (2007) que trata de un hombre que huye con una gran cantidad de dinero de un asesino psicópata mientras que un alguacil también intenta dar con la ubicación del perseguido. Esta película que podría considerarse un western de suspenso, no se ve complementada por esos tintes de comedia que se pueden apreciar en los dos filmes anteriores, en cambio, este se ve repleto de violencia gráfica y tensión que se va acumulando a lo largo del mismo. No goza de colores vivos y brillantes, por el contrario, sus colores son apagados y sobrios, tal como el tono de la película.


En el último segmento de la película The Ballad of Buster Scruggs (2018) lo que parece ser un trayecto normal en un carruaje, va cambiando de tono y se vuelve más siniestro en el transcurso del corto. Esto además se ve reflejado por los colores y la iluminación de la escena, que van cambiando de colores cálidos a colores fríos.


 El contexto y sus habitantes

Los Coen suelen iniciar sus películas con planos panorámicos que cumplen con la función de contextualizar a la audiencia en términos de dónde se llevará a cabo el filme y cuál será el tono de la película. Después de establecer estos espacios, generalmente vemos a los personajes habitando este contexto al que pertenecen.


En No Country for Old Men (2007) vemos los amplios paisajes mientras escuchamos la voz de Tommy Lee Jones interpretando al sheriff Bell que nos comenta cómo funcionan las cosas en este desértico lugar. Luego de eso nos introducen al protagonista de la historia Llewelyn Moss, que nos da a entender que está familiarizado con el contexto en el que habita y que no es ningún forastero que se encuentra en tierras desconocidas. Los hermanos Coen nos comunican esto mostrándonos al personaje en un plano medio que nos proporciona cierta cercanía al personaje.


De igual manera, en la película Fargo (1996) nos presentan el tono de la película mediante planos panorámicos, que, a diferencia de los anteriores, nos introduce a un lugar blanco y frío en vez de desértico y de tonos cafés, para después introducirnos a Jerry Lundegaard, que ha llevado un auto hasta un bar y aún tiene restos de nieve en su abrigo. En esta ocasión nos

presentan al personaje en un plano medio corto, que enfatiza la expresión en el rostro de Jerry, de clara preocupación.


En la secuencia del principio de O Brother, Where Art Thou? (2000) nos vemos de lleno en un espacio caluroso y húmedo, los colores que más se perciben son los cálidos y amarillentos. En esta escena vemos tres prisioneros que se han escapado, estos se ven intrigados y un poco preocupados sobre lo que les espera, ya que van en busca de una gran cantidad de dinero.


Introducir sin decir

A la hora de comunicar aspectos importantes sin necesidad de decir nada, los Coen son expertos, ya que solo con sus planos el espectador entiende perfectamente lo que está sucediendo. El contar sin decir es una herramienta muy utilizada por el dúo de hermanos a la hora de introducir personajes.


Solo con los planos anteriores de la película The Big Lebowski (1998) la audiencia puede darse cuenta del tipo de persona que es Jesús Quintana, lo extravagante y vanidoso que es, además de que el color morado, que generalmente es asociado con la extravagancia y la ambición, es el que más presente está en la escena. A pesar de no tener un gran rol en el filme, domina completamente la pantalla con su presencia y de esta manera, los Coen nos dan una demostración perfecta de cómo introducir un personaje.


Del mismo modo, en No Country For Old Men (2007), vemos al antagonista Anton Chigurh siendo llevado a la comisaría tranquilamente por un oficial, esto dando a entender que el personaje era capaz de ocultar sus verdaderas intenciones aparentando ser alguien pacífico. Luego de eso lo vemos en la comisaría preparándose para asesinar al oficial, de nuevo muy tranquilamente, para luego pasar a una escena sangrienta donde el antagonista muestra su verdadero ser. En tan solo unos pocos planos, la audiencia puede entender la maldad innata de Anton sin que él tenga que decir nada.



La posición de la cámara y sus efectos psicológicos



Roger Deakins, el director de fotografía predilecto de los hermanos Coen, habla de cómo prefiere usar lentes gran angular, debido al efecto que puede provocar en las personas. En sus propias palabras: “Hay un sentido de presencia... creo que psicológicamente es un efecto totalmente diferente”. Al posicionar la cámara de esa manera, logran hacer que la audiencia sienta incomodidad pero al mismo tiempo es gracioso. Tony Zhou afirma que: “... a los Coen les gusta aislar a los individuos atrapándolos en situaciones sobre las cuales no tienen ningún control. Y porque el lente está ahí mismo, estás atrapado con ellos.” (2016)



Las tomas de diálogo por lo general no son tomadas así, esta posición ofrece cercanía así cómo empatía por el personaje y al ser un plano medio corto, da énfasis a las expresiones faciales.


De igual manera, las tomas en gran angular permiten un mejor equilibrio entre el personaje y el ambiente en el que se encuentra, provocando también un efecto ambiental y contextual.


Para concluir, la brillante dualidad de Ethan y Joel Coen ha traído consigo una nueva forma de hacer cine, en el que la experimentación y el balance entre la burla extravagante y el fatalismo sombrío se convierten en uno de los ejes primordiales; logrando crear así obras originales que van y vienen entre la comedia y la desgracia, lo absurdo y lo crudo.


De igual manera, la manera de construir sus personajes y la importancia de la imagen para la narrativa es otro de los aspectos que hacen que los hermanos Coen sean considerados de los mejores directores de su tiempo y yendo, tal como lo afirma Sebastián R.R (2019): “entre lo neoclásico y lo posmoderno”.


Referencias:

A Serious Man. 2009. [película] Dirigida por E. Coen y J. Coen. Estados Unidos.

Barton Fink. 1991. [película] Dirigida por E. Coen y J. Coen. Estados Unidos.

● Belinchón, G., 2017. Pero, ¿de dónde sacan las ideas los Coen?. [online] EL PAÍS. Disponible en:

<https://elpais.com/cultura/2017/12/25/actualidad/1514204145_729313.html> [Consultado 23 Febrero 2021].

Fargo. 1996. [película] Dirigida por E. Coen y J. Coen. Estados Unidos.

● González, V., 2019. Los hermanos Coen, homeros de la posmodernidad. [online] Nuestrotiempo.unav.edu. Disponible en:

<https://nuestrotiempo.unav.edu/es/grandes-temas/los-hermanos-coen-homeros-posm odernidad> [Consultado el 23 Febrero 2021].

No Country for Old Men. 2007. [película] Dirigida por E. Coen y J. Coen. Estados Unidos.

O Brother, Where Art Thou?. 2000. [película] Dirigida por E. Coen y J. Coen.

Estados Unidos.

● Oviedo, Y., 2019. Los hermanos Coen: cineastas del hombre común - Krinegrafo. [online] Krinegrafo. Disponible en http://www.krinegrafo.com/2019/05/los-hermanos-coen-cineastas-del-hombre-comun/

> [Consultado el 23 Febrero 2021].

Raising Arizona. 1987. [película] Dirigida por E. Coen y J. Coen. Estados Unidos.

● R., S., 2019. Los hermanos Coen: El sinsentido cinematográfico | Correspondencias. [online] Correspondenciascine.com. Disponible en http://correspondenciascine.com/2019/09/los-hermanos-coen-el-sinsentido-cinematog rafico/>. [Consultado el 23 Febrero 2021].

● [StudioBinder]. (2020, septiembre 28). How the Coen Brothers Direct Comedy & Violence [Directing Styles Explained] [Archivo de video]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=5UE3jz_O_EM

The Ballad of Buster Scruggs. 20018. [película] Dirigida por E. Coen y J. Coen.

Estados Unidos.

The Big Lebowski. 1998. [película] Dirigida por E. Coen y J. Coen. Estados Unidos.

● Zhou, T. [Every Frame a Painting]. (2016, febrero 25). Joel & Ethan Coen - Shot | Reverse Shot [Archivo de video]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=5UE3jz_O_EM

Los hermanos Coen: entre lo verosímil y lo absurdo
Foto: