Nathy Peluso: La experiencia de “Calambre”

Alejandra Ortiz, Comunicación Social y Periodismo

Las voces femeninas que figuran en los listados musicales, en premiaciones y en el ojo de la opinión pública son cada vez más contestatarias y atrevidas. Una de ellas es la argentina Nathy Peluso.

Lea también:
Foto:
Nathy Peluso

Doce canciones hiladas solamente por la intuición y lo inesperado hacen parte de este trabajo discográfico en el que, con la única constante de beats de hip-hop, experimenta con tantos géneros que convierte el disco y a la misma Nathy Peluso en una artista inclasificable, a quien, en palabras del periodista musical Jesús García “o la amas o no la soportas”.


Sonoramente el disco empieza con el ruido de sirenas y coros autotuneados que cumplen el papel de anunciar el viaje experimental de sonidos y géneros en el que nos estamos metiendo. Aunque el álbum está publicado bajo la categoría “pop”, no hay manera de encasillarlo en un solo género, pues juguetea con ritmos desde el soul en canciones más lentas como “Buenos Aires”, hasta el trap y el neo-perreo con “Amor Salvaje”. Eso sin mencionar las influencias de salsa latina que tiene “Puro Veneno”, canción que interpreta como una profesional en la materia.


En una entrevista para la revista La Vanguardia, Nathy reflexiona acerca de lo valioso que es para ella cambiar, probar nuevas cosas y no quedarse quieta. “En mi caso no creo que mantenga la atención del público si me mantengo siempre igual, precisamente la gente conecta con mi música porque le sorprende”.


Definitivamente es un álbum de odios y de amores, pero, sobre todo, un álbum lleno de sorpresas. Aunque el trabajo de Natalia siempre ha estado marcado por su espontaneidad y por la mezcla, casi descarada, de géneros musicales que a simple vista parecen incompatibles, no deja de sorprender a su público con esta entrega de 40 minutos exactos de desborde de pasión y adrenalina.


Business Woman


“Business Woman”, además de ser el nombre de la octava canción del álbum, se entiende como el concepto de una mujer poderosa, provocadora y auténtica, que es un elemento transversal en sus canciones, desde que debutó con su sencillo “Corashe” en el año 2017.


Que las mujeres sean  quienes hablan sin tabúes acerca de su sexualidad y del poder físico y simbólico de su cuerpo no es algo nuevo, ni mucho menos exclusivo de Peluso. Desde Rafaella Carrá hasta Ivy Queen, e incluso antes, han existido narrativas musicales que enfocan el placer como algo que, lejos de avergonzarnos, empodera y nos da seguridad. El placer no es exclusivo del género masculino y tampoco lo son las canciones que dan cuenta de ello.


Volviendo a Nathy, es una cantante en cuyas composiciones se apropia de aquellas palabras que tanto se usan para desprestigiar y humillar a las mujeres, y las convierte en bandera. Aunque no sea la rapera más hábil en la escena y tienda a llevar a un límite incómodo su discurso, con algunas líneas más bien flojitas, se rescata su coherencia por el hecho de hablar y expresarse como le venga en gana, trayendo una vez más a colación lo poderosa que es una mujer cuando se quita de encima el temor a las críticas, a los insultos; el temor a huir de ese rol tan anticuado y patriarcal de lo que debería ser una mujer.


“La sandunguera”


Aunque “Calambre” es el primer álbum de Peluso, su debut fue en el 2017 con su primer mixtape, titulado “Esmeralda”. Desde ese primer EP de 7 canciones es evidente la versatilidad de la artista, tanto en temáticas y conceptos como en su técnica vocal y habilidad para fluir de un género a otro con naturalidad. Esto, aunque “Esmeralda” tenga una producción y sonido desprolijo en comparación a su último trabajo.


Luego, en 2018 salió nuevamente al público con un proyecto hermoso, influenciado fuertemente por el latin jazz y el neo-soul, bajo el nombre de “La Sandunguera”. A comparación de su primer EP, este tiene una textura mucho más profesional, en el que luce su voz con melodías sensuales y notas altas, sin perder el efecto “Peluso”, que suena a calle y a locura.


Este breve recorrido de su discografía termina con “Calambre”, un álbum de tonos brillantes y complejos, cuya producción es cuidadosa con los más mínimos detalles y desde donde se ejecutan y se llevan a cabo muy bien las ideas que nadan en la mente de Nathy. Y no es para menos, ya que el disco cuenta con más de 5 productores expertos en distintas áreas y géneros como Al Hug, Pearl Lion y Federico Vindver.


Calambre es una pieza más del universo musical en el que Nathy se permite ser Nathy sin censura ni filtros, con todo y los arrebatos, los momentos de nostalgia, los dolores, los deseos y las ideas que se pasean de aquí allá entre géneros musicales, entre la tradición y la vanguardia.

El acceso, participación y uso del Portal está regido por los términos y condiciones que se incluyen a continuación, los cuales se entienden conocidos y aceptados por los (las) usuarios(as) de la plataforma (en adelante, el "Usuario") al acceder y usar el mismo: Términos y Condiciones

Código SNIES 1711

Personería Jurídica: Resolución 130 del 14 de enero de 1980. Ministerio de Educación Nacional.

Institución de educación superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
Copyright 2020. Universidad de La Sabana. Todos los derechos reservados.
Campus del Puente del Común, Km. 7, Autopista Norte de Bogotá. Chía, Cundinamarca, Colombia.
Contact Center: 057 1 861 5555 / 861 6666. Apartado: 53753, Bogotá.

Correo: usm@unisabana.edu.co