Ni sombreros, ni gabardinas

María Camila Rozo Cortazár, Comunicación Social y Periodismo

La vida detrás de la invisibilidad de un investigador.

Lea también:
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon
Foto:
Foto:

*Los nombres de los protagonistas fueron cambiados para proteger su privacidad.

“Cuando la gente piensa en nosotros, muchas veces piensa en esa persona de gabardina de cuello alto, sombrero al estilo Sherlock Holmes, pipa y lupa. Esa es la imagen que nos han vendido en caricaturas, pero en realidad no somos así”, dijo Andrés Felipe Delgado Ruiz un investigador privado de Colombia.   Al recordar cómo fueron sus principios y cuál fue el suceso que lo llevó hacer su primera investigación, muchas carcajadas salen de su boca, de labios delgados. Andres Felipe tiene 28 años y comenzó en el mundo de los investigadores privados cuando tenía 23.  “Tenía una novia que se llama *Ana, llevábamos un año y medio de relación, estaba muy enamorado y hasta ese momento, salvo las situaciones normales de discusión que se presentan en una relación, todo iba muy bien. Un día estábamos viendo películas en su casa y cuando *Ana se levantó al baño, su celular comenzó a vibrar. Siempre respeté mucho su privacidad, nunca fui de revisarle sus cosas, pero ante la insistencia del vibrato, fue inevitable mirar si era algo urgente”. El momento en el que recuerda lo que vio en el celular de su ex pareja, es el único, en el que la gran sonrisa que siempre lleva un su rostro desaparece.

Al levantar el celular encontró varios mensajes, pero el que llamó su atención, fue el último que salía en su pantalla de BBM (Blackberry Messanger), de un contacto cuyo nombre era *Ernesto, en que decía “bebé no puedo creer que no me contestes, solo porque estás con él”. Eran varios los mensajes anteriores a ese último que había leído Andrés Felipe. Como eran tantos, Delgado no se acuerda de todos, pero lo que sí recuerda es el primero, “amor nos vamos a ver hoy” y último que fue el causante de que Delgado violara la regla de no revisarse los objetos personales, que tenía con su novia,  “No me importó y lo abrí, sabía que hacerlo me podía traer problemas”. En la actualidad Delgado no puede revisar las pertenencias de alguien a quien siga, pues, hacer eso sin un permiso judicial, podría traerle problemas con la ley. “Un detective no puede cometer un delito para conseguir una prueba (…), siempre sus referentes para saber hasta dónde puede llegar, tienen que ser la Constitución, los Derechos Fundamentales y La Ley Penal”, dijo Iván Uribe abogado especializado en derecho penal de la Universidad del Externado, quien trabaja actualmente en la fiscalía.

En el artículo 15 de la Constitución Política de Colombia, se habla de que todas las personas tienen derecho a su intimidad personal y familiar.

“Tenemos derecho a la intimidad y eso incluye el celular, el computador y todas estas cosas”, afirmó Harold Santamaría ex Teniente Coronel, quién duró 23 años formando parte de la Policía Nacional de Colombia. En el momento en el que Delgado Ruíz miró los mensajes, sabía que algo más pasaba entre su novia y *Ernesto. “No quería simplemente decirle a Ana que me explicara lo sucedido, quería cogerla con ‘las manos en la masa’ ¿si es así el dicho verdad?” pregunta con grandes carcajadas. “Cuando Ana volvió al cuarto le dije que mi mejor amiga me había llamado llorando y que necesitaba hablar conmigo urgente, le pregunté si tenía algún problema con que fuera a su casa”.
*Ana sabía que *María era una persona muy importante en la vida de Andrés, por lo que no encontró ningún problema. “Yo creo que ella nunca se imaginó que realmente el problema era mío y por culpa de ella”, dice Andrés Felipe, refiriéndose a *Ana.

Delgado efectivamente salió de la casa de Ana, para encontrarse con la que hoy es su novia, con la que vive y tiene un hijo. Andrés le contó a *María todo lo que había pasado con *Ana. “No podía creer en ese momento lo que me contaba Andrés, desde afuera se veía una relación muy estable, se veían los dos muy enamorados. Le pregunté cuáles eran sus planes para saber si efectivamente lo estaba engañando o no. Pero para no alargar más la historia y, en resumen, Andrés tenía las peores ideas del mundo para descubrir a *Ana”, afirma *María mientras lo mira y se ríen juntos. “Fue en ese momento, en el que me dijo que la siguiéramos, me pareció una idea un poco de ‘película o telenovela mexicana’, pero, al no tener mejores ideas, acepté”, agregó Delgado Ruíz. Mientras Andrés Felipe se encuentra sentado en el sofá negro de su sala narrando lo ocurrido, toma un sorbo de café, baja el pocillo y sonríe al mismo tiempo que mira a su novia, haciendo entender por los gestos de picardía presentes en sus miradas, que la mejor parte de la historia está por venir.

El acceso, participación y uso del Portal está regido por los términos y condiciones que se incluyen a continuación, los cuales se entienden conocidos y aceptados por los (las) usuarios(as) de la plataforma (en adelante, el "Usuario") al acceder y usar el mismo: Términos y Condiciones

Código SNIES 1711

Personería Jurídica: Resolución 130 del 14 de enero de 1980. Ministerio de Educación Nacional.

Institución de educación superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
Copyright 2020. Universidad de La Sabana. Todos los derechos reservados.
Campus del Puente del Común, Km. 7, Autopista Norte de Bogotá. Chía, Cundinamarca, Colombia.
Contact Center: 057 1 861 5555 / 861 6666. Apartado: 53753, Bogotá.

Correo: usm@unisabana.edu.co