Tíquiza, sin andenes

María Alejandra Ruge Duarte, estudiante de Comunicación Social y Periodismo

En la vereda de Chía solo hay algunos metros de acera y la mayoría se encuentran en mal estado.

Lea también:
pulzo.jpg
Tíquiza, sin andenes
Foto:

No hay suficientes andenes en la vereda Tíquiza, en Chía. Tan solo se cuenta con unos pocos metros de acera y los peatones deben caminar por la vía en la mayor parte de la zona. Esta situación se ha hecho problemática con el aumento de actores viales presentes, poniendo en riesgo la integridad de quienes transitan por las calles.


Tíquiza cuenta con alrededor de 2200 habitantes, de acuerdo con la última caracterización poblacional realizada por la Alcaldía de Chía. Además, en la vereda se cuenta con un colegio público, que atrae una gran cantidad de peatones en los horarios de entrada y salida

de los estudiantes. Por otro lado, es común que el trayecto sea utilizado como atajo por los vehículos automotores o como una alternativa para llegar a la vía que conecta con los municipios de Tabio y Tenjo. Este es un inconveniente que ha estado presente desde hace varios años, pero que se ha visto resaltado con el aumento de transeúntes durante el año 2021 y lo que se lleva del 2022.


Jenny Paola Ortíz, representante legal de La Junta de Acción Comunal de Tíquiza, afirmó que es una problemática evidente pero que, al hacer la consulta, encontraron que “el secretario de obras públicas manifestó que dentro del presupuesto no estaba nada para andenes”.


Así lo confirmó Elvia Muñoz, miembro de la Dirección de Infraestructura de la Secretaría de Obras Públicas: “en este momento, no se cuenta con presupuesto para andenes”, y concluyó: “no recuerdo haber recibido ninguna manifestación de la Junta al respecto”.


De igual manera, se preguntó por la situación a algunos habitantes de la zona. “Estás caminando solo por la vía porque no hay andén y, cuando hay, son muy angostos o están ya deteriorados”, cuenta Isabella Foliaco, quien suele realizar su recorrido por la zona de 4 Esquinas. Esmeralda Sánchez, otra residente, afirma que “hay casi que total ausencia de andenes. Y sí hacen mucha falta para todos, pero pensando especialmente en las personas que tienen que andar en silla de ruedas, las mamás que tienen que llevar a sus bebés en los cochecitos, la gente que va con sus animalitos o uno mismo, exponiéndose a que lo atropelle algún carro porque las vías son muy angostas y, encima de eso no hay por dónde caminar, entonces toca por la vía”.


La calle ha recibido numerosos arreglos en los últimos años, especialmente para tapar los huecos que se forman por las condiciones de la vereda, pero no se ha contemplado la posibilidad de construir andenes en la zona. Esta mejora brindaría mayor seguridad a los peatones y facilitaría el tránsito, pues los vehículos no se encontrarían con los transeúntes que caminan directamente en la vía. Si bien esta propuesta aportaría a mejorar la seguridad vial, también implica realizar estudios a nivel de terreno, debido al paso del Río Frío, así como de las condiciones legales de predios en la vereda.

Tíquiza, sin andenes
Foto: