Arcane, una jugada acertada de Netflix

Juan Pablo Sarmiento, estudiante de Comunicación Social y Periodismo

Arcane es la gran apuesta de Riot Games y Netflix por convertir personajes de League of Legends en íconos de la cultura popular.

Lea también:
pulzo.jpg
Arcane, una jugada acertada de Netflix
Foto:
Pexels

Título original: Arcane

Año: 2021

Director: Ash Brannom

Elenco: Hailee Steinfeld, Katie Leung, Kevin Alejandro, Jason Spisak, Ella Pumell, Toks Olagundoye, JB Blanc, Harry Lloyd, Shohreh Aghdashloo, Mick Wingert, Yuri Lowenthal, Josh Keaton, Mia Sinclair Jenness, Remi Hii

Género: Ciencia ficción, acción, fantasía, aventura

Duración: 40 minutos (por episodio)

Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=xPKN7MxS8TU

Puntuación: ☆☆☆☆☆ Excelente.


Desde el universo del popular videojuego League of Legends, de la mano de Riot Games y Netflix, llegó Arcane, una serie ambientada con los personajes y mundo de la propiedad intelectual más lucrativa de la empresa americana. Con un fuerte inicio, esta obra ya se llevó el puesto como el mejor estreno de Netflix, destronando al famoso Juego del Calamar.

Para esta serie, Netflix busca proponer un formato diferente a su típico modus operandi de liberar la temporada entera en un día para que los aficionados puedan maratonearla. En esta ocasión se liberaron tres episodios por fin de semana durante todo el mes de noviembre. El formato fue conocido como actos: el 6 de noviembre salió el primer acto; el 13, el segundo, y, finalmente, el 20 fue el cierre de temporada.

La mente detrás de la dirección no es ni más ni menos que Ash Brannon, quien es conocido por haber estado en cabeza de clásicos de la animación como Toy Story 2 o Bichos. Mientras que en el músculo de actuación de doblaje se encuentran como protagonistas a Hailee Steinfeld, quien estelarizará la serie de Disney+ Hawkeye en diciembre, a Kevin Alejandro, quien tiene un papel muy importante en otro grande de Netflix como lo es Lucifer, y Ella Purnell, a quien pueden recordar por Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children.

Arcane busca sentar las bases del desarrollo en sus personajes y sus historias como el motor que mueve a su mundo. La historia se sitúa en el mundo de Valoran, un universo donde la magia, tecnología, astrología y otras creencias conviven con los seres vivos. En la serie se enfocan en las ciudades de Piltover y Zaun, que son una contraposición directa la una de la otra. Piltover es la cara más rica y con miras hacia la tecnología y el progreso, mientras que Zaun es el rostro de la pobreza, desigualdad y hogar de científicos locos.

Los personajes que estaremos siguiendo son las jóvenes Vi y Jinx, dos hermanas huérfanas que buscan salir adelante desde la pobre Zaun; ellas nos enseñarán las vicisitudes de vivir en un contexto así y sus acciones son las que impulsan la historia principal. Alternamente, se verá la historia de Jayce, un joven inventor que está a punto de realizar un descubrimiento que permitirá el uso de la tecnología de la mano con la magia, el hextech. Finalmente, también veremos la perspectiva de Silco, un científico loco de Zaun que busca, por medio de la violencia, cerrar esta brecha social. Además de que su abanico de personajes secundarios no se queda corto, la serie presenta otros personajes del videojuego y creó otros específicamente para esta producción. Ninguno se siente como relleno, en absoluto, ni mucho menos entorpecen la trama.

Arcane propone tramas realmente ambiciosas que generan expectativa y prometen cumplirla con creces. Es de aplaudir que la serie toma una cantidad gigante de conceptos que ya se han tocado infinidad de veces en el cine y el género de ciencia ficción, para darles un aire fresco. Elementos como el miedo a la tecnología y al progreso desmedido, la lucha de clases, ser huérfano, crecer en la calle, luchar por escalar en una pirámide socio-académica son solo algunas de las características que condimentan la serie.

También es de recalcar que el guion evade irse a los lugares comunes de estas fantasías. Está escrito de forma que los antagonistas no son un problema por venir de Zaun o Piltover, lo son porque sus circunstancias personales los llevaron a actuar de determinada manera, se puede entender la motivación de todos y cada uno de ellos, haciéndolos infinitamente más entrañables.

Es importante acotar que para disfrutar de esta historia no es necesario haber jugado League Of Legends o cualquier otro videojuego de Riot, que, aunque han expandido sus universos previamente por medio de novelas gráficas y cuentos, deciden apostar por la fórmula Marvel, de presentar a sus personajes de tal forma que sean accesibles para todos.

En temas visuales, la cuidadosa ambientación y detalle en la animación generan una experiencia inmersiva que invita a explorar los detalles de cada una de las dos ciudades que en sí mismas componen un pequeño mundo en ellas. El estudio productor enseña un estilo de animación en 3D con elementos en 2D que permiten estos grandes detallados que vemos en toda la ambientación y expresiones de sus personajes. Recuerda mucho a las aclamadas Spiderman: Into The Spiderverse y Klaus.

Arcane es definitivamente una obra que se le nota el cariño y tiempo de trabajo puesto en ella. Para completar el festín de colores y steampunk se le añade un apartado musical muy bien logrado. Con una canción compuesta por Imagine Dragons y JID, hecha específicamente para ser la acompañante del intro de la serie, Enemy Arcane sale con toda la carne puesta en el asador para ser el inicio de un universo protagonizado por las estrellas de este videojuego.

La parte negativa que, en lo personal, siento que puede afectar algo la experiencia, es que la serie exige al espectador ver el arco entero en una sola sentada de sofá; de lo contrario, el ritmo puede ser algo extraño. Se nota bastante que el formato de episodios de Netflix pudo haber llevado a esto; no obstante, no es nada realmente grave y no entorpece la experiencia si se le da el tiempo que esta requiere.

Arcane tiene la osadía de prometer bastante, no solo por todo el boom mediático que recibió su estreno permitiendo incluso su transmisión abierta en la plataforma de streaming Twitch, sino que la propuesta de un nuevo universo cinematográfico de la siguiente generación de íconos de la cultura pop es algo que dará mucho para comentar.

Arcane, una jugada acertada de Netflix
Foto:
Netflix