Tú, ¿otra vez?

Laura Daniela Zambrano Páez, estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana.

La tercera temporada de "You" deja claro que nos engañaron con el tráiler y, aunque es difícil, hay que aceptar que el thriller de romance, pasión y asesinato se volvió algo tedioso de ver.

Lea también:
pulzo.jpg
Tú, ¿otra vez?
Foto:
Unsplash

Título: You

Año: 2021

Productor: Ryan Lindenberg

Género: Thriller

Capítulos: 10

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=NqrlWUmpVLg

Calificación: 2/5


Hay diferentes tipos de decepciones. Las amorosas son dolorosas, pero el tiempo todo lo cura; las de una mala nota en un parcial son amargas, pero las decepciones de una mala temporada de la serie que estabas esperando hace ya mucho tiempo, son estúpidamente insuperables; y no, no hablaré del final de Game of thrones. Es difícil analizar que el tráiler te engañó y que el thriller de romance, pasión y asesinato se volvería algo tan tedioso de ver. Según la revista Forbes, You es la serie más vista después de El juego del calamar, patrañas de marketing.


Desde el comienzo, esta serie nos ha ido mostrando al protagonista Joey Goldberg (Penn Badgley), un chico con tendencia a idealizar y enamorarse obsesivamente de chicas cada cierto tiempo, hasta el punto de matar, literalmente, por ellas. Joey logra encontrar el amor con Love, Quinn-Goldberg (Victoria Pedretti), formando una familia; así, se casan y han comenzado una nueva vida en los suburbios, lejos de Los Ángeles, convencidos de que van a ser mejores personas por ellos y por su hija.


La tercera temporada de la serie de Netflix inicia narrando cómo ha sido para Joey y Love tener a su primera hija, lo difícil que son los primeros meses y cómo el deseo y amor entre esposos se ve afectado tras el nacimiento de su primogénito.


A pesar de tener tan buenas bases para una historia que saque de su zona de confort al espectador, el productor Ryan Lindenberg opta por darle al público lo que pide, de la forma menos sutil posible; es decir, que cae en la tendencia de complacer excesivamente al espectador brindándole la misma historia de las dos primeras temporadas, con leves desniveles.


No diré que fue uno de los peores errores que Netflix cometió; incluso, más allá de los nuevos personajes y las características de esta temporada, debo reconocer que las tomas elegidas para los asesinatos tuvieron más impacto, no tienen un factor sorpresa, pero el slow motion y la combinación de sonido genera una reacción importante en el espectador.


La toxicidad mostrada en esta temporada sobrepasa los límites de cualquiera, pero, a decir verdad, el personaje que interpreta Victoria Pedretti salva por completo la trama y le brinda un giro en el cual lleva al personaje principal, Joey, a situaciones de las que no tiene control, ya que se casó con una mujer que en su vida todo lo tuvo, y ella, al darse cuenta de que está perdiendo control sobre su propio esposo, enloquece dejando ver su impulsividad ante los problemas que se le salen de las manos.


La serie también debe tener este reconocimiento de sátira a la sociedad de hoy en día, ya que gira alrededor de una sociedad que vive en los suburbios en la cual solo importa aparentar en las redes sociales su perfecta vida, con esposos e hijos idóneos.


Pero volviendo a mi tusa postserie, debo decir que el final es uno de los que me dejará más huella, a pesar de no ser el final de la historia de Joey, ya que en el estreno -el 12 octubre- se dio a conocer que tendremos una cuarta temporada. Es decepcionante no ver algo diferente. Para evitar cualquier tipo de spoiler, les diré que es su decisión, si optan por romperse el corazón con otro mal final de una buena trama.


Sin más, mis principales recomendaciones para ver la tercera temporada de You son básicas. No es una serie para ver con tus padres, no pongas tus expectativas muy altas, disfrútala sin esperar mucho a cambio, no te enamores de los personajes y, por último, no comas nada mientras la ves, puedes toparte con una escena que no será agradable. Después de todo, sí, fue una decepción, pero a quién engaño, espero la cuarta temporada.

Tú, ¿otra vez?
Foto: