Bambazú: Magia y color en la moda chocoana

Jorge Arroyo y Kelly Medina, Comunicación Social y Periodismo

Yilly Zineth Mosquera, vocera de la marca de moda radicada en Quibdó, espera difundir la cultura del Pacífico y generar un impacto positivo para la región a través de la moda.

Lea también:
Foto:
Bambazú

En entrevista con Yilly Zineth Mosquera, vocera de la marca de moda radicada en Quibdó, se conocieron detalles de sus procesos tras afrontar la adaptación de la emergencia social por covid 19, su proyección en Colombia y el mundo y el sueño de ser el mejor ejemplo para otras ideas emprendedoras en moda del Pacífico.



¿De qué se trata Bambazú?


Mosquera: Bambazú es un término muy propio del Pacífico colombiano, del Chocó, que representa esa energía, esa alegría que nos corre por las venas. Bambazú es una marca de moda que se dedica al diseño y a la confección de prendas de vestir, en donde se tiene el objetivo de identificarnos como raza, como etnia, como cultura, no solo llevando prendas que nos identifiquen o nos clasifiquen en un grupo cultural, sino llevando colecciones que todas las regiones colombianas puedan utilizar.



¿Cómo fue el proceso de creación de la marca?


Mosquera: Bambazú está conformada por amigos, una persona que es super experta en la venta por catálogo, en la venta directa, un arquitecto y una fisioterapeuta, que se unieron con el objetivo de hacer algo diferente para el departamento, para nuestra región. La idea siempre fue crear una empresa enfocada en la venta directa de la moda, tema que se nos facilitaba por tener el recurso humano. Gracias a Dios nos ha ido muy bien a pesar del poco tiempo de la marca en el mercado.



¿Hace cuánto inició?


Mosquera: Bambazú ya cumplió un año, sin embargo, con las condiciones de la cuarentena optamos por reforzarnos. A pesar de que muchas empresas decayeron, nosotros nos enfocamos en mantenernos, en mantener esa energía, permitir que las 15 personas, entre la planta de producción y la parte administrativa que trabajan con nosotros continúen con su  labor. A partir de ahí, la marca ha cogido más fuerza.



¿Qué obstáculos ha tenido durante este tiempo de pandemia?


Mosquera: Todas las empresas han tenido dificultades en este momento, pero creo que las redes sociales y la tecnología nos han ayudado muchísimo. Somos una empresa que no se dedica a la venta personalizada como lo hacen algunas compañías, en almacenes, sino por catálogo, hecho que nos facilita más el proceso de adaptación; tenemos una tienda virtual que nos ha fortalecido mucho, debido a que las personas pueden conocer más de la marca y mucho más de la empresa. Estudiar el tema de las redes, de cómo manejar al cliente desde la virtualidad, nos abre más la mente y nos ayuda a reinventarnos.



¿Qué proyectos tiene en mente para superar esta emergencia social como marca?


Mosquera: Ahora, tenemos unas bases de datos, en donde le llegamos a la gente por medio de llamadas, redes sociales y hacemos capacitaciones a nivel virtual donde las mujeres pueden conocer el modelo de negocios, el cómo se hace la venta por catálogo, por redes sociales, esto les permite a las mujeres identificar qué otros proyectos pueden ejercer aparte de sus labores diarias, con un poco más de ingresos.


Al haber todo tipo de necesidades en nuestra región, ha sido un poco difícil llevar este tipo de negocios, por tal razón, queremos capacitar a mujeres en plantas de producción, de la moda, del diseño, para que hagan parte de nuestro proceso, parte de Bambazú y se genere empleo directo con la compañía.


La idea de la planta de producción en el Chocó es crear grupos de capacitaciones que permitan la generación de empleo directo, aumento de producción y desarrollo de la economía y en el nivel educativo de muchas personas. Esa es nuestra proyección en este momento como labor social desde Bambazú.



¿Qué influencia tiene el Pacífico y especialmente Bambazú?


Mosquera: Nuestra diseñadora, Wendy Córdoba, es chocoana, eso nos favorece mucho porque entiende lo que nosotros queremos proyectar con nuestra marca a los consumidores, entiende nuestras ideas, tiene mucha más perspectiva, tiene otra forma de ver la moda; uno de pronto se coloca cualquier prenda, pero ella ve qué telas manejar, qué diseños, qué está en tendencia en el momento, esto nos permite interactuar con nuestros públicos y unir un poco más lo que nos identifica como región.


Somos una región que maneja mucho estilo, mucha expresión por medio de sus vestidos, sus colores, esto nos ayuda a expresarle al mundo quiénes somos y qué queremos proyectarles.



¿Bambazú intenta ser una marca ejemplo para otras que puedan nacer en el Pacífico?


Mosquera: Por supuesto. Queremos ser referente no sólo del Pacífico colombiano, sino de todo el país; catapultando nuestra región en un lugar donde se genere moda de verdad, donde se haga la moda, queremos llevarle eso al mundo. Queremos ser referentes de llevar el legado de nuestra región, de qué somos en nuestra región, ser ejemplo para que otras empresas o personas se lancen a hacer sus proyectos en cualquier área, ya que necesitamos empresas en el Chocó, que se visibilice como algo grande que genere empleo y que genere desarrollo.



¿Cómo se proyecta Bambazú en unos años en la región del Pacífico o en toda Colombia?


Mosquera: Por ahora, nos proyectamos como una empresa que aporta de manera positiva a la comunidad afrocolombiana, generando desarrollo económico, en la educación y el aprendizaje de crear empresas, talleres donde las personas puedan capacitarse y continuar con su labor.


A nivel nacional, queremos ser una de las compañías más reconocidas de moda en el país de alto nivel, de altos índices de generación de empleo y en la venta de catálogos, en la venta directa, que no es muy común en el Chocó, en la región Pacífica y en Colombia.



¿En qué escenarios proyectan transmitir el mensaje de Bambazú y representarlo en sus colecciones?


Mosquera: No hemos tenido la oportunidad de estar en escenarios grandes, aunque nos gustaría ser partícipes de estos espacios que son donde nos podemos mostrar como región y aportarle un poquito a este tipo de proyectos.



¿Qué identidad se refleja en cada una de las prendas de Bambazú?


Mosquera: Manejamos prendas muy elegantes, pero que también generan comodidad. Cuando inició la cuarentena pensamos que muchas personas dejarían de trabajar presencialmente, se disminuirá el consumo de prendas de vestir, pero reflexionamos en que todos se quieren ver bien y desde esa premisa establecimos los pilares de: comodidad, frescura, elegancia y lo colorido en nuestras prendas; lo que al final encapsula lo que la marca refleja del Pacífico en sus creaciones lideradas por la diseñadora Wendy Córdoba.



¿Qué cree que falta para que las marcas de moda en el Pacífico sean apoyadas y/o reconocidas a nivel nacional o, a largo plazo, a nivel internacional?

  1. Mosquera: Un recurso personal económico bastante grande, aunque es también importante esos escenarios como el Petronio, donde podamos hacer visible todo lo que hacemos. Desde la parte cultural, generar grupos de trabajo en distintas áreas de la moda donde podamos ofrecer diferentes conceptos en donde estas áreas del saber se puedan beneficiar de los proyectos.

¿Han pensado en colaboraciones con diseñadores de la región o de marcas de la región?

Mosquera: Por medio del catálogo, pensamos integrar otras marcas de diferentes sectores comerciales, con lo que se pretende incentivar a los demás a que hagan lo mismo y que puedan surgir de manera colaborativa. Es importante tener ese contacto directo con diseñadores de todas las áreas, no solo de prendas de vestir, sino de accesorios, lo cual ayuda a crear más expectativas en la población y que esta crea en el potencial que hay que explotar de la marca.

Entre la alegría que la caracteriza y que refleja al ser parte de esta marca del Pacífico cuenta que a pesar de que aún no han llevado sus diseños a escenarios como el Petronio o a una pasarela como la del Cali Exposhow, sueñan con hacerlo y llevar la magia de Bambazú a los hogares no sólo del Pacífico, sino de Colombia entera.

Unisabana Radio al aire