El precio del triunfo

María Jimena Cantor Santana.

Un tablero que no es sólo blanco y negro, así es ‘Gambito de dama’, la miniserie de Netflix sobre uno de los deportes más competitivos y fascinantes que existe.

Lea también:
Foto:
Netflix

Nombre original: The queen's gambit

Director: Scott Frank

Actores principales: Anya Taylor-Joy, Bill Camp, Moses Ingram, Isla Johnston, Christiane Seidel, Rebecca Root & Chloe Pirrie

Guionista: Scott Frank & Allan Shiach

Género: Drama

Duración: 7 episodios – 393 minutos

Calificación: 4,5/5


La pasión es un arma de doble filo, si se desborda, puede terminar desencadenándose en una manía. Esa es la principal característica del ajedrez: las ansias de la victoria te llevarán al borde del abismo. Netflix le ha apostado a una historia sobre uno de los deportes más competitivos y fascinantes que existe. La empresa de entretenimiento y servicio de streaming estrenó el viernes 23 de octubre la miniserie titulada Gambito de dama, una serie absorbente y cautivadora, del tipo que es imposible dejar de ver hasta que se llega al final, pues envuelve al espectador en una historia atrayente que muestra cómo un deporte de agilidad mental como el ajedrez puede convertirse en una obsesión que lleva al límite.


El escritor, cineasta y guionista, que ha sido nominado en dos ocasiones a los Premios Óscar, Scott Frank, le apostó a un segundo proyecto como director después de su debut con la serie Godless (2017). Esta vez se aventuró con el productor y guionista Alan Scott, en la adaptación de la novela ´Gambito de dama’, un clásico estadounidense de thriller psicológico y suspenso del escritor Walter Tevis, quien era un aficionado al ajedrez y se inspiró en su propia experiencia y en los jugadores más reconocidos a nivel mundial para crear su libro y a su personaje principal, Elizabeth Harmon. El título de la obra hace referencia a una jugada para iniciar una partida de ajedrez y es, evidentemente, una de las favoritas de Beth.


La historia tiene lugar en el sureste de Estados Unidos en las décadas de los 50’s y los 60’s donde se desarrolla la vida de Beth Harmon, una niña pelirroja de nueve años que, al perder a su madre en un accidente, es internada en un orfanato donde tiene su primer contacto con el ajedrez. Allí, Beth descubre que sus habilidades para este deporte son extraordinarias. Sin embargo, ese talento tiene un precio alto y en un segundo plano se empezará a labrar, desde muy temprana edad, su camino por el mundo de las adicciones. Este personaje es interpretado por la actriz estadounidense, de 24 años, Anya Taylor-Joy, quien desde el inicio de su carrera se ha inclinado por protagonizar películas de terror como The Witch (2015) y Split (2017). Sin embargo, con este proyecto la actriz se atrevió a salir por primera vez de su zona de confort y demostró, de manera magistral, su talento para cautivar a la audiencia, personificando el papel de una mujer sagaz, reservada y obstinada en un mundo de hombres.


La historia se relaciona con el panorama real de la sociedad estadounidense de mitad del siglo XX, pues muestra de manera explícita cómo en el orfanato Beth es introducida por primera vez en el universo de las adicciones, lo cual es posible notar cuando se muestra cómo se le suministraba a ella y a sus compañeros una dosis de píldoras verdes y cafés todos los días, catalogadas como vitaminas. Sin embargo, eran tranquilizantes llamados Xanzolam que hacían más dóciles y obedientes a los niños. Un reflejo de la realidad de los huérfanos en esa época en Estados Unidos, pues era legal y común que se sedara a los niños en los orfanatos. Por otro lado, la historia también plasma la sumisión de las mujeres en aquella época. Esto es posible evidenciarlo en la madre adoptiva de Beth, Alma Wheatley (Mariale Heller), quien, al tener un matrimonio disfuncional, se ve obligada a mantener su imagen de esposa y ama de casa, mientras que en su casa ahogaba su sufrimiento en tranquilizantes y alcohol.


´Gambito de dama’ presenta una historia única que permite que el espectador pueda conectar con un mundo que para muchos es desconocido y se puede catalogar como aparentemente monótono y frío. Muestra al ajedrez como un campo de batalla impredecible donde es posible sentir en carne propia los fracasos y las victorias de la protagonista. Es una miniserie que definitivamente fascinará a cualquier persona, incluso si no se tiene el conocimiento más mínimo sobre cómo funciona el ajedrez, pues da las herramientas necesarias para comprender cada movida en el tablero de juego. Finalmente, es imprescindible recalcar que la audiencia se verá absorbida en un huracán de emociones y se adentrará en la psicosis que experimenta Beth Harmon mientras lucha por convertirse en la mejor jugadora de ajedrez profesional en el mundo.

Unisabana Radio al aire