La lúdica, fundamental en la educación de los niños

Gabriela Alejandra Sánchez Varela, estudiante de Comunicación Social y Periodismo

Entrevista con José Luis Vásquez Lancheros, licenciado en formación en educación física de la Universidad Pedagógica Nacional, quien aboga por la innovación en los entornos de educación formal.

Lea también:
pulzo.jpg
La lúdica, fundamental en la educación de los niños
Foto:
Unsplash

Las prácticas lúdicas como fuente de trasmisión de conocimiento favorecen los procesos de enseñanza y aprendizaje en la escuela. José Luis Vásquez Lancheros, licenciado en formación en educación física de la Universidad Pedagógica Nacional, señala que las instituciones educativas formales carecen de innovación en las mallas curriculares, ya que no abandonan los métodos tradicionales de enseñanza, los cuales se caracterizan por prácticas que sesgan la creatividad del estudiante y no les ayuda a desarrollar un aprendizaje autónomo y significativo.


Nuevas metodologías de clase son el reto a afrontar para minimizar el desinterés escolar y el no aprovechamiento de los conocimientos que brinda la escuela. Es importante que se le permita al docente emplear estrategias didácticas encaminadas hacia la formación de sus estudiantes de una manera llamativa y relacionada a sus necesidades. De acuerdo con lo anterior, José Luis Vásquez Lancheros, comenta los rasgos principales de las prácticas lúdicas.


¿Por qué las prácticas lúdicas son un método eficiente para que los niños aprendan?


Nosotros crecemos y nos desarrollamos como seres humanos jugando. Entonces, gracias al juego y a un entorno recreativo, se puede aprender cultura, costumbres, valores y desarrollar facultades que permiten al ser humano definir la asimilación de nuevos conocimientos, generando una significación a sus ideas.


¿Qué diferencia hay entre recreación, prácticas lúdicas y juego?


Son categorías muy diferentes, aunque se complementan entre ellas. La lúdica es un tiempo de esparcimiento, libertad y gozo, en el que el estudiante pasa de ser un agente pasivo a activo. La recreación hace referencia al re-crear, dicho de otro modo, a la capacidad de relacionar conceptos previamente vistos y usarlos para la construcción de nuevas ideas. Por último, el juego es la herramienta por la cual el alumno es protagonista de una situación y no permite que una noción se le imponga arbitrariamente sino que, por el contrario, es un proceso en el que se tiene la libertad de pensar y actuar.


Algunos expertos asumen la lúdica como una dimensión del desarrollo humano que posibilita espacios de salud y bienestar. ¿En qué actividades se puede ver reflejada la lúdica?


La mayoría de la gente cree que la lúdica solo se trata de un momento de diversión. Esta es una interpretación incorrecta, lo cierto es que esta trasciende a esferas espirituales que le brindan satisfacción a quienes la ejercen. Por ejemplo, cuando una persona realiza un deporte como hobbie no lo hace para alcanzar el alto rendimiento, sino para obtener un buen estado físico y de salud.


Entonces, ¿la danza podría ser una actividad lúdica?


Claro que sí, se puede ver la danza desde la perspectiva de ser y contemplar el entorno. El bailarín expresa su sentir mediante movimientos corporales, lo que se convierte en un medio para socializar y demostrar que no es bailar y ya, si no que existe una preparación previa y detallada para transmitir lo que genera el bailar en la vida de cada persona.


¿Cómo desarrollar una estrategia de enseñanza-aprendizaje desde la recreación para el fortalecimiento de las dimensiones del desarrollo humano en un contexto educativo?


Cuando hablamos intrínseca o relacionalmente de los conceptos de lúdica, recreación y juego en una propuesta de aprendizaje, primero debemos reconocer que se trabaja con el cuerpo como un ente multidimensional que aborda las esferas emocionales, sociales y cognitivas. De ahí, se recopilan datos de la población y se hace un estudio que oriente al docente y a los participantes para actuar con un sentido.


Se debe tener en cuenta que el aprendizaje es un proceso de contraste y modificación de los esquemas, pues en la primera intervención puede que funcione la estructura de la clase, pero si los estudiantes no se compenetran con la actividad se deben reconstruir los planes educativos. Además, la apropiación del conocimiento es a largo plazo por lo que debe ser constante y didáctica.


¿Eso quiere decir que la manera de transmitir ese conocimiento influye en la recepción que tengan los estudiantes?


Sí, es necesario ser muy cuidadoso desde la organización del discurso. Ya que la lúdica trasciende a atmósferas que involucran el ambiente de aprendizaje, el profesor debe fomentar espacios agradables para que los niños y niñas tengan una buena disposición a la hora de realizar las actividades.


¿Cómo optimizar y utilizar las prácticas lúdicas para que se constituyan como una herramienta pedagógica en la vida de los niños y las niñas?


Para optimizar la lúdica se le debe otorgar un sentido. Es decir, darle un rol en la planeación de la clase y dirigirla hacia las necesidades de cada población y que así sea de alto impacto para las personas con el fin de que se afiance nuevo conocimiento. Además, es importante establecer una relación entre la pedagogía y la educación; la primera es el fundamento de la práctica y la segunda está directamente vinculada al quehacer como profesor.


¿Hasta qué punto la lúdica puede ser un método contraproducente para la formación del ser humano?


Los nuevos modelos educativos no son para todas las personas. Hay comunidades en las que definitivamente, el plan tradicional es más eficiente, como hay otras en las que no. Entonces, la dificultad es hacer de esta propuesta algo generalizado para el sistema educativo, pero la lúdica no tiene ningún efecto negativo que no permita a los seres humanos desarrollar su faceta personal.


¿De qué manera se pueden transmitir las costumbres, los conocimientos y la historia de una comunidad a través de la lúdica?


La lúdica es un proceso inherente al desarrollo humano en toda su dimensionalidad psíquica, social, cultural y biológica. Está ligada a la cotidianidad y da paso a la reflexión de escenarios que generan identidad de acuerdo con las influencias y experiencias brindadas por los participantes. Por ejemplo: Jugar “Yermis” en Bogotá no es lo mismo que jugarlo en Cartagena, porque en cada contexto cambia la metodología de aprendizaje experiencial.


Las instituciones educativas de educación formal no priorizan la práctica lúdica como una herramienta de aprendizaje ¿Qué importancia le daría usted a la lúdica en el currículum?


Esta categoría obliga a ampliar el panorama formativo y se deben compartir los roles. En El espectador emancipado, Jacques Rancière, filósofo francés, menciona que no hay libertad de aprendizaje si no hay igualdad de competencias e inteligencias; es decir, no se debe comparar si uno sabe más que el otro.


Yo re-crearía todo el plan de estudios y priorizaría la humanización de mis estudiantes. No jerarquizar los roles es muy importante, de modo que el profesor y estudiante puedan extender su conocimiento y mejorar sus relaciones sociales. La clave está en no vulnerar la esencia del ser humano: nunca dejamos de ser niños.

La lúdica, fundamental en la educación de los niños
Foto: