Tira y afloja

Nicolás Camacho, estudiante de Comunicación Social y Periodismo

Max Verstappen y Lewis Hamilton protagonizaron el incidente de la jornada en el Gran Premio de Italia. ¿Quién tuvo la culpa realmente?

Lea también:
pulzo.jpg
Tira y afloja
Foto:

A veces, hay cosas que se escapan de nuestra comprensión, casualidades impresionantes y hechos que, con un segundo más o un segundo menos, no hubiesen ocurrido de la manera en que lo hicieron. Por ejemplo, aquel día en que usted llegó temprano a trabajar porque su pareja puso el reloj 10 minutos antes y, gracias a eso, evitó un trancón monumental que otros no tuvieron la suerte de evitar; o la situación tan conocida en que usted decidió no ir a trabajar por cualquier motivo y justo ese día el jefe estuvo de tan buen humor que dejó salir a todos al medio día.


Pues esto fue lo que ocurrió en Monza, el 12 de septiembre, cuando se encontraron Hamilton y Verstappen en pista, una lista interminable de casualidades y un encuentro que culminó con el auto del neerlandés sobre el del británico. Literalmente, quedaron uno sobre el otro, el Red Bull quedó sobre el Mercedes. Esta acción dejó como consecuencia el abandono de ambos de la carrera y una sanción de 3 puestos para Verstappen en el GP de Rusia.


¿Fue esta la sanción correcta? La FIA (Federación Internacional del automovilismo) culpó al de Red Bull por el incidente, pero aquí Hamilton tampoco es un santo. Después de revisar casi mil veces la repetición, es llamativo cómo esto no se manejó cual situación de carrera pues ambos pilotos tuvieron la culpa desde sus acciones. Pero para llegar a esto, primero hablemos de un Gran Premio que para nada se esperaba un suceso de esta magnitud.


'El templo de la velocidad', como se le conoce al Autódromo Nazionale di Monza, trajo a la Fórmula 1 su segundo Formato Sprint de la temporada, dejando a los espectadores 3 días de pura competición. En todo el fin de semana, Mercedes se vio dominante y esto se materializó cuando Valtteri Bottas se llevó la clasificación el viernes y la Pole en la carrera Sprint del sábado. No obstante, no pasó lo mismo con Lewis Hamilton, pues el viernes quedó segundo tras su compañero y el sábado acabó quinto después de una mala largada.


Por su parte, Verstappen (#33) era rápido, pero no lo suficiente para alcanzar a los Mercedes. Sin embargo, la suerte estuvo de su lado y, tras quedar P3 el viernes, en el sprint se aprovechó de la mala largada de Hamilton para quedar en un segundo lugar que el domingo se convertiría en primero por la sanción de Bottas. Es así como el #33 se aseguró la Pole para el domingo.


Ahora la balanza parecía estar a favor de los austriacos, quienes se veían en desventaja contra los alemanes. Pero lo que nunca esperaron es que alguien diferente a Mercedes se interpondría en su camino. Inició la carrera y Ricciardo, quien arrancaba segundo, se puso primero en la salida. Hecho que no pudo revertir el holandés en pista. Mientras tanto el británico Lewis Hamilton encontró problemas en Lando Norris, el otro McLaren que tampoco cedió.


Con esta situación, ambos pilotos fueron a los boxes tratando de lograr el adelantamiento por estrategia. En la vuelta 25 Verstappen hizo su parada sin saber que marcaría el inicio del desastre. 11.1 segundos duró la parada de Red Bull, apenas para que Hamilton, después de marcar una parada regular de 4.2 segundos, se encontrara con su rival mientras iba saliendo del pitlane. Un encuentro que dejó a la par a ambos pilotos en las curvas 1 y 2, un sector donde cada centímetro de la pista cuenta.


¿Qué hubiera pasado si Hamilton se hubiera demorado 1 segundo más en parar o Verstappen 2 segundos menos? Probablemente ni se hubieran encontrado de la forma en que lo hicieron. Pero vamos más allá ¿y qué si Ricciardo no le quitaba la primera posición al neerlandés? Pues la verdad es que esto ya no interesa, porque la realidad es que ambos se encontraron, se chocaron y terminó la carrera para ambos.


Hamilton sale de boxes y ve que a su lado se encuentra a su peor enemigo, Max Verstappen, el piloto que, por primera vez en mucho tiempo le ha aguantado el pulso y se ubica como favorito para arrebatarle su octavo campeonato del mundo. Es tan igualada la cosa que entre ellos no hay más de 5 puntos de diferencia en la clasificación.


Al darse cuenta de quién está a su lado, cuando sale del pitlane lo primero que hace es abrirse para quitarle ligeramente el espacio a su rival. Pero esto no detiene a Verstappen, quien se mantiene al exterior de la trazada. Estoy seguro de que para este momento ambos tuvieron el pensamiento de "o paso yo o no pasa ninguno".


En las primeras impresiones de la acción vi a Verstappen como máximo culpable. Tal y como iba tomando la trazada, llegado a la segunda curva no tenía espacio e igual siguió, provocando el resultado que vimos. Él pudo soltar el acelerador y resignarse a perder la posición e incluso pudo haber cortado la curva pues al no tener más a donde ir, no lo hubiesen sancionado; pero no lo hizo.


Aunque Verstappen encuentra su culpa en no rendirse donde ya lo había perdido todo, el de Mercedes también empujó al límite esta situación. En el momento en que se colocó al interior de la curva, la trazada que tomó no fue precisamente con la intención de dejar pasar a alguien más.

Fuimos testigos de cómo dos de los mejores pilotos del planeta jugaron un tira y afloja en que se rompió la cuerda y no ganó ninguno.


Verstappen en sus declaraciones puso a Hamilton como culpable. Dijo el holandés para Sky F1: "No esperaba que siguiera apretando, y apretando, y apretando, porque ni siquiera lo necesitaba (…) Pero siguió empujándome más y más. Y en un momento dado, no había a dónde ir". Por su parte, Hamilton se defendió y le devolvió la pelota a su rival: "Hoy no quería ceder. Él sabía lo que pasaría cuando entrase en la 2. Sabía que iba a pasar por encima de los bordillos. Pero aun así lo hizo. Pero hablaremos con los comisarios y veremos. Realmente no sé qué más decir". Estas declaraciones fueron previas a la sanción de 3 puestos al piloto de Red Bull.


Esta acción no es que sea precisamente única, ya se ha visto en la Fórmula 1 e incluso en otras categorías hermanas, a pilotos en esta misma situación con un resultado diferente. Por ejemplo, ese mismo fin de semana en la Fórmula 2, Enzo Fittipaldi compartió en sus redes la repetición de un adelantamiento suyo en esta variante y no terminó en catástrofe. Otro video que se ha hecho viral es la comparativa con Norris en esa acción y las trazadas tomadas por los tres pilotos. En este video se ve cómo Norris toma la curva con el vértice y Hamilton va un poco más afuera a medida que ve cómo Max se le acerca, un movimiento que sería legítimo si no hubiese nadie al lado como lo estaba el piloto de Red Bull.


Este es un incidente de carrera. Una situación extremadamente peligrosa, claro, pero que ambos pilotos fabrican: Hamilton al cerrar poco a poco a Verstappen, y el último al no frenar para ceder la curva. Una sanción de 3 puestos para Max no se me hace lógica viendo que ambos tuvieron su parte en el accidente, en lugar de eso, pudo haberse sancionado con puntos en la superlicencia para ambos. Lo que sí es claro es que esta acción nos deja ver que ninguno de los dos está dispuesto a abandonar hasta la mínima posibilidad de superar a su rival, esa es la intensidad con la que se vive en este 2021 el campeonato mundial de la Fórmula 1.

Tira y afloja
Foto: